Ingredientes

  • 3 chirimoyas.
  • ½ de horchata.
  • Azúcar, al gusto.

Helado de horchata con chirimoya

Receta

Comenzaremos extrayendo la pulpa de las chirimoyas, separándola de la piel con una cuchara y quitando las pepitas e ir echándola en un recipiente.

Cuando hayamos terminado, añadiremos al recipiente la horchata y mezclaremos con una batidora la mezcla para que quede homogénea, cuanto más fina quede, más cremosa y agradable será la textura del helado que hemos preparado.

La horchata puede ser normal, la que encontramos en el supermercado, aunque si tenemos casera el sabor enriquecerá la mezcla mucho más. Para acabar añadiremos azúcar al gusto.
Una vez tengamos la mezcla de horchata y chirimoya preparada ya sólo tendremos que verterla en los moldes y meterlos en el congelador con un palito para luego poder comerlo más fácilmente.

Cuando hayan pasado unas 4-5 horas el helado estará bien frío y listo para desmoldar y comer.

Descubre otras variedades:
Si quieres otras alternativas te recomendamos usar yogur azucarado en lugar de horchata. Cuando tengas la mezcla preparada el proceso de preparación es el mismo exactamente, mezclarlo con la batidora, a los moldes y al congelador.

Si te ha gustado esta receta descubre los helados de chirimoya y naranja.