Cuando los niños son pequeños a veces nos resulta difícil conseguir que lleven
una dieta variada y tomen las vitaminas y minerales que necesitan. Las papillas
de fruta infantiles son una manera fácil de conseguir que tomen los nutrientes
que necesitan. El mango es una de las frutas más completas, una fuente de
vitaminas que los mantendrá fuertes y sanos.

CT - Puré de frutas para niños

Si la combinamos con otras frutas el resultado es una merienda sana para los niños que además
comerán fácilmente. Te recomendamos que el mango esté en su momento óptimo para que la papilla esté dulce y el aporte nutritivo sea superior.

Esta receta está recomendada por los pediatras para bebés a partir de los nueve meses. Es importante que desde niños lleven una dieta variada y rica en frutas.

Ingredientes:

● 1 mango.
● 1 plátano.
● 1 rodaja de melón.
● Zumo de naranja.
Para que el aporte de energía sea mayor puedes añadir a la papilla de fruta una galleta para bebé.

Receta:

Para empezar a hacer la papilla lavamos y pelamos el mango, retiramos la semilla central y lo
cortamos en trozos no muy grandes. Los trozos de mango los echamos en un bol donde vamos a mezclar
todas las frutas. Cortamos una rodaja de melón, le quitamos todas las pepitas y cortamos la porción.
Cogemos el plátano, lo pelamos y lo añadimos al bol en rodajas.
Te recomendamos que el bol sea profundo para que no se salga la mezcla cuando metamos los
ingredientes. Si no tenemos un bol hondo puedes utilizar el vaso de la batidora. Exprimimos la naranja
y vamos añadiendo su zumo a la mezcla, podemos añadir unos cuantos gajos de naranja para que quede
más consistente.
Continuamos batiendo la papilla unos segundos más para que quede homogénea y comprobamos que
no hayan quedado trozos ni pulpa, ¡ya está lista!.

Si al peque le gusta la papilla de frutas más fina, la podemos pasar por un pasapurés o colador.
————–
Te proponemos más recetas para que tu también disfrutes de todas las propiedades del mango y de las frutas tropicales.